URGENCIAS 24H
638 940 997
(No presenciales, previa llamada telefónica)

Para la Leishmania, la clave está en la prevención

La Leishmania es un parásito, que necesita un flebótomo y un mamífero (preferentemente el perro) para completar su ciclo vital. Es una enfermedad que puede atacar tanto a la piel como a los órganos internos

Actualmente además, en el caso de la Leishmania canina existe riesgo de coinfecciones con otros agentes infecciosos/parasitarios… 

Lo que indica que la probabilidad de tener infecciones de varias enfermedades de transmisión por vectores en zonas endémicas es alta.

¿Cómo se transmite la leishmania?

El principal modo de transmisión de la Leishmania, es a través de la picadura del flebótomo. Un insecto parecido al mosquito, pero más pequeño y de vuelo silencioso. Suelen criarse en lugares cálidos, húmedos y con presencia de materia orgánica.

Éste pequeño insecto, se alimenta de la sangre de los mamíferos y cuando lo hace de un animal infectado de Leishmania, éste parásito se multiplica en su interior. De este modo, cuando se alimenta de otro perro, no sólo se queda con su sangre sino que también le transmite el parásito. Basta con una sola picadura para infectarlo.

La época del año en la solían mostrarse más activos, era entre marzo y octubre. Pero debido al cambio climático, actualmente también son activos en febrero y noviembre, por lo que la protección debería ser de todo el año.


De esta forma se produce la transmisión de la Leishmania.

¿Cuáles són los síntomas?

Los síntomas son muy variables; desde lesiones en la piel (úlceras, pápulas, descamación, nódulos…) hasta adelgazamiento, lesiones oculares, renales, hepáticas, articulares, etc.

¿Cómo prevenirla?
  1. Evitar la picadura del flebótomo a través de la protección con collares o pipetas con acción repelente.
  2. Hacer pruebas periódicas a los perros que vivan en zonas endémicas.
  3. Ayudar a las defensas mediante la vacuna anual o tratamiento oral.
  4. Otras medidas: aplicación de mosquiteros, evitar paseos en las horas de máxima actividad del mosquito.

Es fundamental tomar precauciones para evitar que la Leishmania, ésta desagradable enfermedad afecte a nuestros animales. Por ello es importante hacer test de manera anual y visitar al veterinario ante cualquier mínima sospecha.

Pide cita en cualquiera de nuestros centros y nuestros profesionales te asesoraran de forma personalizada.

Consulta nuestros planes de salud que se adaptan a tus necesidades y a las de tu mascota.

Más publicaciones

Artículos

Prepara la llegada de tu cachorro

¿Nuevo miembro en la familia? La llegada de un cachorro a casa es un momento emocionante, pero también conlleva una gran responsabilidad. Asegurarse de brindarle

Artículos

Higiene bucodental

La higiene bucodental en los animales domésticos es de vital importancia para su salud y bienestar general. Al igual que los humanos, los animales también